Taller de creación de personajes

Ficha técnica

Descripción: Los alumnos crearán un personaje que se ha hecho famoso e imaginar por qué. En la sesión, se simulará una rueda de prensa para presentar al personaje.

Conceptos a desarrollar: entrevista, presentación, rueda de prensa, lenguaje verbal vs no verbal, narrador personaje, personaje, rol.

Competencias: hablar en público, imaginación, improvisación, memoria, coherencia

Recomendado para: 4º de primaria en adelante

Materiales: papel y boli, fichas de personaje (opcional: cámara de vídeo)

Duración: Depende del número de alumnos. En cada sesión de hora y media participan activamente hasta seis alumnos. Se puede dar continuidad con el profesor en las clases regulares en caso necesario.

Preparación: Los alumnos deberán haber rellenado previamente la ficha de personaje con las instrucciones facilitadas al profesor.

Hablar en público no es fácil. Y menos, cuando uno lo hace por boca de otro.

Este taller parece fácil, pero esconde muchas dimensiones. Lo único que sabían los chicos antes de empezar era que tenían que inventarse un personaje rellenando los datos que había en la ficha, y que ese personaje tenía que haberse hecho famoso por algún motivo.

Me encontré con un derroche de imaginación inigualable: Superhéroes, youtubers, mafiosos, diseñadores…

La parte difícil: Una vez creado el personaje, simulamos una pequeña rueda de prensa donde tenía que explicar delante de la audiencia aquello por lo que se había hecho famoso. Por supuesto, utilizando el lenguaje del personaje, no de su autor. Y para hacerlo, cada personaje contaba con la ayuda de un presentador, cuya relación con el personaje influía a su vez en el lenguaje a utilizar. Una vez presentado el personaje, el resto de participantes tenían que hacerle preguntas con la intención de ponerlo a prueba.

Este taller ejercita la capacidad de improvisación, la imaginación y, además, profundiza en el uso del lenguaje dentro de un contexto (registro). También anima a los participantes a analizar los rasgos de la comunicación e identificar si se adecúan al contexto, al emisor, al rol, etc. Además, permite que tanto los oradores como el público participen de una manera activa y se impliquen.

Los chicos aprendieron que la verosimilitud es clave a la hora de crear un personaje. Lo que más les costó fue distinguir y adaptar el rol según si se dirigían al público o al presentador, pero hay que tener en cuenta que tuvieron poco tiempo para definir el papel del presentador y resultaba difícil adaptarlo a una situación real.

Share This:

Share This:

El machismo y el lenguaje. Parte II: machos y hembras
El machismo y el lenguaje. Parte III: lenguas y evolución, pronombres y personas

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *